Honduras. Zapateros artesanales enfrentan invasión de calzado chino

zapaterosLa Tribuna. Cuando alguien tiene hambre es cuando le aparece la creatividad y la delicadeza de hacer mejor las cosas, son algunos de los conceptos que aplican cientos de zapateros artesanales en la séptima avenida de  Comayagüela, para poder competir con la invasión de calzado que llega del extranjero.

Los artesanos consientes, que cada día deben superar los estilos y la calidad del calzado que llega de otros países, no les queda otra que inventar para que los clientes puedan preferir sus productos en las tiendas populares del mercado.

En los cerca de 100 puestos de fabricación de calzado de esa zona, algunos se dedican hacer zapatos de mujer en todos sus estilos, otros en zapatos para hombres y hay quienes tienen la especialidad de solo hacer tenis.

“Nosotros mismos diseñamos. Nosotros nos llevamos inventando, usted sabe que el hambre lo hace a uno delirar como decía Albert Einstein, de la crisis sacamos lo mejor que tenemos”, expresó Natalia de Rico quien es propietaria de un cubículo de calzado de hombre.

Indicó que en los mercados está lleno de zapatos importados y “lo que hacemos nosotros es mejorar esas imitaciones de calzado chino y a veces nos metemos a problemas, porque el pobre lo que hace es imitar para ganarse la vida”.

Contó que al día en su puesto fabrican una docena de calzados que ya están de encargo. Para eso requieren de cuatro enzueladores e igual número de alistadores para cumplir con los pedidos que le hacen.

Lamentó que requieren de tecnificación para competir con el calzado que viene de China, Guatemala y Panamá, entre otros países, por eso es necesario el apoyo tecnológico que les pueda brindar el gobierno.

GENIO

“Este es un arte que lo hemos venido tomando de generaciones en la familia, y cada vez queremos ser mejores, porque las competencias que nos hacen en los productos que vienen del extranjero es para que nos muramos de hambre, pero allí nos reinventamos para sobrevivir”.

En tanto, Emilio Padilla, encargado de un cubículo de fabricación de tenis, dijo que fabricar ese tipo de calzado hay que tener mucha imaginación, porque se trata de un producto que es para jóvenes y ganarse el gusto de los “chavos” no es tan fácil.

“Tenemos cuatro años de estar haciendo tenis y cada año la gente pide más estilos y cada temporada hay que ir variándoselos porque a la gente cada vez le gusta algo diferente”, precisó.

Así añadió que trabajan con mucho esmero desde las 6:00 de la mañana a 6:00 de la tarde porque al día tienen que hacer 50 pares con la misma calidad y estilo y de diversos colores.

Ese calzado no solo lo venden en los mercados, sino en las tiendas de prestigio en algunos moles de las principales ciudades del país.

Fuente: La Tribuna

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s